El Titanic

Saludos a todos. Mes tras mes trato de encontrar inspiración buscando que acontecimientos importantes ocurrieron o qué se celebrará en el mes en cuestión. No recordaba ya, a pesar de ser una de mis historias favoritas desde que era niño, que en abril el transatlántico llamado “Titanic” se hundió en su viaje inaugural la madrugada del 15 de abril.

Se generaron muchos mitos sobre ese naufragio, desde que el barco había sido mal construido hasta que la soberbia del hombre había causado la ira de Dios, pasando por críticas insanas como que el capitán había actuado de forma irresponsable y que el barco no contaba con los botes suficientes. Cierto es que no había botes suficientes para todos los pasajeros, pero también hay que entender que esos botes se utilizaban ara el traslado del personal de un barco a otro en caso de accidente y que el Titanic cumplía con todas las regulaciones de la época si no es que las excedía.

No fue la mayor catástrofe marítima de la historia, ya había habido otra con más bajas y desde entonces han habido otras, inclusive en tiempos de paz, pero es que el Titanic estaba en la mira de los medios de la época ya que en su momento fue el barco más grande del mundo, no el más rápido, pero sí el más grande, además de que en el viajaban algunas personalidades y pues, vale, los medios pueden distraernos de las cosas que son ciertas. Algo que sí es verdad es que una sucesión de eventos y decisiones desafortunadas sellaron el destino de tan hermosa nave, un operador de radio que se quedó dormido, unos binoculares olvidados, una noche particularmente obscura y un mar exageradamente tranquilo que hicieron que los témpanos fueran más difíciles de ver…

Hace poco salieron algunos documentales hablando sobre el Titanic, lo importante es que buscaron la desmitificación y la redención de esa gran embarcación que nos cautivó a tantos y de la que se han rodado tantos filmes. La verdad es que fue un gran barco, bien hecho, bello en verdad, que en realidad estaba destinado a hundirse al quinto día, no por que estuviera mal hecho, ni por culpa de su capitán, sino por una combinación de pequeños hechos casi insignificantes en lo individual, pero en suma decisivos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s