Las revoluciones tecnológicas y la calidad de vida

Los ingenieros inventamos ingenios, ingenios que resuelven problemas actuales para hacer la vida más fácil, en teoría estos ingenios deben mejorar la calidad de vida de todos, eso incluye sobre todo a los que hacen el trabajo pesado, es simple, si el señor X ve que tu mamá lava la ropa a mano y eso le toma todo el día le puede regalar una lavadora automática y entonces lavar la ropa le tomará sólo unos minutos ya que los únicos procesos manuales se reducen a echar la ropa y el detergente y luego tender la ropa. Entonces tu santa madre tendrá tiempo para leer, hablar con sus amigas o aprender una rica receta para consentirte. Pero si este señor X fuera un magnate de la industria de lavar la ropa entonces mejor compraría veinte lavadoras y haría que tu pobre madre lavara la ropa de todo el barrio para poder ganarse unos cuantos reales, a fin de cuentas no ha hecho que tu madre trabaje más, simplemente le ha sacado más beneficio.

Jean-Baptiste-Siméon Chardin [Public domain or Public domain], via Wikimedia Commons
Jean-Baptiste-Siméon Chardin [Public domain or Public domain], via Wikimedia Commons
Las cosas marcharán bien por unos días, Mr. X ganará unos buenos pavos y tu madre no tendrá mejoría, simplemente trabajará lo mismo a cambio del mismo sueldo, luego verá que la gente acude menos a lavar la ropa, esto es porque no tiene tanta necesidad, entonces se da cuenta que la bonanza se va acabando así que tiene que provocar que la ropa dure menos tiempo limpia o que lo que la moda sea lavar la ropa a diario (antes la ropa no se lavaba tan seguido). Te presento a “la sociedad del consumo” es muy buena para los empresarios como Mr. X pero para tus vecinos y para tu madre no representa mejora alguna, la idea es que ÉL como buen perro desalmado egoísta gane más dinero.

Jean-Baptiste-Siméon Chardin [Public domain or Public domain], via Wikimedia Commons
Jean-Baptiste-Siméon Chardin [Public domain or Public domain], via Wikimedia Commons
Vale, la sociedad de consumo así funciona, al carajo la calidad de vida de las personas, al carajo la dignidad y los pagos justos, lo importante es producir más al menor costo y con la mayor utilidad. ¿Ah no? Vayamos a la revolución industrial, aquella época acelerada llena de inventos que podían hacer que una persona hiciera el trabajo de 10 o 100 hombres, no le pagaron 10 veces más a esa persona, ¿verdad? No le dieron jornadas más cortas, no no no… ¿Sabes por qué se celebra el día del trabajo? Es porque en 1886 hubo una huelga (que comenzó el 1º y acabó en tragedia el 4º del mes) en la cual las cosas se pusieron feas y terminaron enjuiciando y matando a varios huelguistas, pero, ¿qué querían esos asquerosos anarquistas? ¡Aaahhh! Ese es el detalle, toma en consideración que estaban en plena revolución industrial. Lo que ellos querían era que las jornadas de trabajo fueran de 8 horas ya que las 18 horas que la ley permitía les parecía un abuso, es decir, ¿quién necesita comer o dormir bien o estar con sus familias? Claro que ya había leyes al respecto, pero con algunas letras pequeñas que permitían a los empleadores pasarse de lanza, es decir, malditos haraganes malagradecidos, encima de que les dan trabajo… (a veces no se nota mi sarcasmo tan refinado). Dejando de lado a las personas que colgaron injustamente, lo que tenemos hoy en día es una jornada de “8 horas” (a menos que tu jefe no te hable en sábado pidiéndote algo) y el sacro-santo 7º día.

Estamos hablando de que para tener algo medianamente saludable tuvo que morir gente, cuando lo obvio era que si hay máquinas que hacen más productivas a las personas entonces has que esas personas ganen más sueldo y trabajen menos, así ellos tendrán hacia ti algo llamado agradecimiento y lealtad.

Hoy en día vivimos en una segunda revolución, es la revolución tecnológica, análoga a la revolución industrial. Nuestras máquinas siguen utilizando carbón y petróleo, que luego se convierten en electricidad y esta es la que hace funcionar nuestros aparatos productivos, es decir, nuestros smartphones, tablets y pc’s. Ahora procesamos mucha más información, nos comunicamos más rápido y hacemos más cosas, pero seguimos ganando lo mismo, somos máquinas creo yo, y se nos paga lo mínimo para mantenernos funcionando. Es decir, pueden correr al 80% del personal de la empresa donde trabajas, pagarte lo mismo y de alguna forma lograr que suplas el trabajo de toda esa gente, más productividad por el mismo salario pero con menor calidad de vida, esto no es de seres humanos, no es bueno.

School Of Open Workshop WMDE / Elly Köpf / CC BY-SA
School Of Open Workshop WMDE / Elly Köpf / CC BY-SA

Dejando de lado los comentarios anarquistas he de comentar las opciones que estas nuevas tecnologías nos brindan. Una de ellas es el trabajo en línea, se puede trabajar desde el hogar, es más común en personas que se dedican a las TIC, como los programadores, pero definitivamente debe ser aplicable a otros ámbitos. Estamos en un punto en el que la tecnología avanzó más rápido que la cultura, además de que la ambición el deseo de obtener utilidades no ha disminuido. Algo me pica en la nuca y me recuerda constantemente que todos deberíamos estar en una época dorada en la que todos trabajáramos menos horas ganando el doble y dedicando nuestro tiempo libre a buscar la sabiduría y a nutrir el alma. Ya saben, leyendo cosas interesantes y disfrutando de nosotros mismos y de nuestros seres queridos.

Por otro lado tenemos la invasión de las redes sociales, es decir, si al llegar a la oficina viera más personas trabajando en vez de estar viendo su facebook… A eso me refiero cuando digo que las tecnologías avanzaron más rápido que la cultura. Sería preferible ir a la oficina sólo 5 horas, pero que sean 5 horas realmente productivas y no llenas de distracciones, luego tendría el tiempo de hacer lo que me viniera en gana porque ya sería mi tiempo libre. Oooh bueno los dejo, me llegó un whatsapp…

Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s