Tecnología para combatir el calor

Cuando pensamos en tecnología lo primero que se nos viene a la mente son cosas que gastan electricidad, entonces cuando pensamos en tecnología para combatir el calor pensamos en refrigeradores que gastan mucha electricidad. El ser humano ha creado cosas que le han permitido alterar su medio ambiente a su beneficio a corto plazo, pero esto lo ha hecho gastar muchos recursos, quizá de forma innecesaria, quizá de forma arrogante. Estudié ingeniería y el lema de mi alma mater es “naturam subiecit aliis” que, según el traductor de google, significa algo así como “subyugar o sujetar la naturaleza”, algo pretencioso creo yo, pero entremos en materia ¿Cómo enfriar nuestra casa de forma ecológica? Existen muchas maneras, unas más baratas que otras, pero todas efectivas.

Pon plantas

By Laura G. Velasco [CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)%5D, via Wikimedia Commons
Las plantas tienen el poder de regular la temperatura, donde hay plantas hace menos calor, la física de esto corresponde a que absorben energía del sol y la utilizan para vivir y generar su alimento, a diferencia del cemento o cualquier otro material inerte que recibe la radiación solar y no la transforma en ninguna otra cosa mas que en calor. Los techos verdes requieren instalaciones muy caras, pero una buena enredadera que cubra tu pared o un árbol que te de buena sombra enfriarán y embellecerán tu casa a cambio de agua y abono.

Evita que el sol de directamente contra las ventanas

La luz del sol es la franja visible del espectro electromagnético que emite. ¿Qué es eso? El sol emite energía y esta energía viene en muchas formas, unas visibles y otras no visibles, una de ellas es la luz visible, esa que se convierte en el arco iris cuando se descompone, otra de ellas son los famosos rayos ultravioleta, esos que dan cáncer o sacan pecas, otros son los rayos infrarrojos, todo viene en el mismo paquete, y todos portan energía y la energía cuando no se utiliza en algo se convierte en calor, sobre todo los rayos infrarrojos, estos son los que captan las cámaras térmicas para ver si algo está caliente y también para la visión nocturna. Entonces una buena forma de evitar que el interior de la casa se caliente es instalando aleros, celosías, emparrados, lonas o cualquier cosa que evite que la luz solar entre directamente a través de la ventana, así esa energía que llevan los rayos solares será rebotada o absorbida por lo que hayamos puesto fuera.

Elije colores claros

Se sabe que los colores obscuros se ven así porque absorben la mayor parte del espectro electromagnético, por lo tanto se calientan más. Así como a la gente no le gusta vestirse de negro en verano así tampoco es bueno que las casas sean obscuras cuando hace calor ya que las paredes absorben más energía y se calientan más.

Aísla el techo y las pareces

solar-776563_1280La azotea de la casa es la que más luz recibe, una buena técnica, aunque más cara, es instalar paneles a cierta distancia para que estos absorban la luz en vez del techo, lo mismo se puede hacer con las paredes que más luz reciban (pero es mejor usar alguna planta o árbol). Ahora bien, si se cubre el techo con unos cuantos paneles solares pues el resultado será en que lo que se ahorre en refrigeración se sumará a lo que se ahorre extra de electricidad, lo que se verá reflejado en el recibo.

Observa las construcciones viejas

Nuestros tatarabuelos se las veían más duras que nosotros ya que no contaban con tantos adelantos tecnológicos, pero sí con más tiempo. Las construcciones de hoy en día no se diseñan para ser eficientes sino para ser baratas y fáciles de hacer porque como lo dijo el gringo, time is money. Las construcciones de hace 100 años tenían cualidades propias para adaptarse a cada región, es una locura pretender que las mismas técnicas de construcción del norte de México servirán para el centro o el sur, y si vemos bien hoy en día todo lo hacen igual.

Acá en el norte del país las casas eran de adobe, ya que la tierra es un material aislante, se usaba la teja de barro, y el techo aislado con tierra y un espacio de aire entre la lámina o la teja y el aislante de tierra, también se utilizaba el cielo raso que creaba otro espacio de aire entre el techo y la sordina, las ventanas grandes pero con mucha madera, de tal suerte que dejan pasar mucho aire cuando están abiertas pero aíslan bien cuando están cerradas. El resultado es que son casas muy frescas en verano y conservan muy bien el calor en invierno, porque en mi tierra el clima es extremo, de -20 a 45 o 50 grados en sus puntos más críticos, -5 a 45  grados centígrados en la capital. Pero las casas nuevas son de bloques de concreto con techo de loza y ventanas de aluminio, no soportan los fríos, a veces el diferencial de temperatura en invierno es tan grande que el yeso se revienta y en verano son unos hornos, sale muy caro mantener un clima agradable en el interior. Y ni hablar de las tormentas, acá cada 10 años +/- caen trombas y las casas nuevas no soportan bien 10 años de sequías y luego uno de tormentas.

Si tienes oportunidad de construir tu casa observa el clima de tu región y construye de acuerdo a él, observa cómo se construía en el pasado y toma las buenas ideas. Existe algo llamado arquitectura bioclimática, la cual consiste en construir según las condiciones climáticas y de terreno (sí, el hilo negro reinventado por la sociedad moderna) aparte de la construcción ecológica, que consiste en utilizar materiales que no impacten en el medio ambiente.

Fuentes

Anuncios

Un comentario sobre “Tecnología para combatir el calor

Los comentarios están cerrados.