5 de noviembre, annonymous y la historia de Guido Fawkes

Hace muchos años ocurrió que en Inglaterra un señor conocido como Enrique VIII, que era el rey, decidió crear una nueva iglesia, la Iglesia Anglicana, básicamente y de forma muy resumida fue porque la iglesia católica no aceptó que se divorciara de su esposa Catalina de Aragón para casarse con Ana Bolena. Hace falta ser un poderoso rey, tener ganas de de algo y estar enojado, como el Papa no aprobó el matrimonio y excomulgó a Enrique éste decidió crear su propia Iglesia allá por el año de 1534.

Enrique VIII
Jacobo I

Como es de esperarse a los católicos no les fue muy bien que digamos, se llegó, en resumidas cuentas, a catalogar como delito el ser católico. Debido a esto los católicos trataron de ejercer alguna contra-reforma, para regresar al catolicismo al poder, una de ellas fue la conspiración de la pólvora, en la cual se trato de asesinar al rey Jacobo I, a su familia y a la aristocracia presente en la ceremonia de apertura del parlamento celebrada el 5 de noviembre, corría el año de 1605 cuando un señor llamado Guy (Guido) Fawkes se encontraba revisando los últimos detalles en uno de los sótanos del Palacio de Westminster, 36 barriles de pólvora esperaban en ese sótano en espera de la fecha de la ceremonia para hacer explosión, así que la noche anterior (4 de noviembre) se encontraba el Señor Fawkes ultimando detalles
cuando fue capturado. Casualmente se había ordenado una revisión de los sótanos del palacio y encontraron a Guy en la puerta del sótano con las manos en la masa.

Grabado de Guy Fawkes

El castigo por la alta traición consistía en tortura, castración y destripamiento, todo estando aun con vida. Dicen que no reveló ni un solo nombre salvo los de personas que ya habían muerto o que ya habían sido descubiertas. El día de su ejecución Fawkes no permitió que lo colgaran, castraran, destriparan en vida, saltó y se rompió el cuello. La consecuencia de todo esto es que se comenzó a celebrar la noche de Guy Fawkes, y su nombre e imagen se utilizó como figura del extremismo católico. Pero vale la pena aclarar que el Señor Fawkes se portó como un valiente, aguantó la tortura sin traicionar a sus compañeros. Luego, como figura de anarquismo, Guido Fawkes ha dado forma a personajes como “V”, de la novela “V for Vendetta” y además se ha vuelto el rostro del grupo de hacktivistas Anonymous.

¿Quienes son estos de Anonymous? No lo sabría decir, y temo ser injusto con ellos. Pero me atrevo a decir que son un grupo que porta alza la voz que los políticos son incapaces de llevar. Cuando todos en las esferas de poder están ocupados viendo para sí mismos los señores de Anonymous gritan si algo no les parece justo. Han desarticulado redes de pornografía infantil y aun hay se atreve a llamarlos criminales, creo que se esconden tras la máscara de Guido Fawkes porque vivimos en un mundo donde la justicia y la legalidad siguieron caminos opuestos. Existe una diferencia tremenda entre ser un criminal y ser un infractor. Para los que no lo saben Anonymous se ha pronunciado en contra de la ley Fayad, una ley muy ambigua que criminaliza un montón de actividades que cualquiera realiza de forma inocente. Por ejemplo, si se me ocurre poner en una red social que un Senador, p. ej. Fayad, es un tarado, podría incurrir en un delito, simplemente por expresar mi opinión acerca de su forma de legislar, si un día se me ocurre formatear mi computadora e instalar linux pues estoy alteando mi equipo, lo cual, según la redacción de esta propuesta de ley, es un delito también.

¿Necesitamos el hacktivismo? ¿Necesitamos hacer desmadre? ¿Expresar nuestra opinión y luchar por nuestro derechos? ¿Necesitamos hacernos escuchar?

Knowledge is Free
We are Anonymous.
We are Legion.
We do not forgive.
We do not forget.
Expect us!

–Anonymous

Yo los estoy esperando, necesitamos que algunas cosas cambien.

Anuncios