Paciencia

Paciencia

  1. Calma o tranquilidad para esperar.

Es claro que no conozco otras épocas, mi conocimiento no va más allá de lo que imagino al ver una película de los años 30’s o leer alguna novela ubicada en tiempos lejanos. Pero una parte de mi siente una extraña nostalgia o anhelo por disfrutar de tiempos más tranquilos. Por las mañanas me tomo un tiempo para tomar mi café espresso y trato de ir al trabajo en calma, mientras conduzco mi moto, tratando de disfrutar el viaje me cuesta trabajo pasar por alto a aquellos que me echan el carro encima o a los demás, porque siempre andan de prisa.

 

No vivo en una ciudad tan grande, se puede cruzar en una hora, de modo que en promedio los viajes en auto son de 30 minutos, poco si lo comparamos con tras ciudades. Pero es que nuestra sociedad es apurona, correlona. Recuerdo que en otros tiempos yo era muy impetuoso, recuerdo que era un mozalbete que iba presumiendo sus “habilidades” al volante, tuve suerte (agradezco a Dios) de no haber tenido ningún accidente que igualmente me lo hubiera tenido muy merecido, pero la edad me ha traído algo de prudencia, ahora me gusta disfrutar del viaje y procuro no andar a prisa, sólo a veces que las condiciones son propicias busco un poco de emoción, pero ya no como una forma de ser cotidiana. Aunque me suene hipócrita el que me moleste ver a los jovencitos andar con imprudencias no deja de molestarme, pero pienso en que no solo son los jóvenes sino los adultos “maduros”. Es que en estos tiempos todos corren y está bien visto andar a las prisas, los filmes de hollywood muestran a las personas exitosas siempre de prisa atendiendo cientos de llamadas, es decir, se nos educa a relacionar el éxito con andar apurado.

¿Por qué hoy siempre andamos corriendo? ¿Será que somos muchos y la competencia es dura? ¿Será que la tecnología nos ha acostumbrado a que todo debe estar listo al instante? Una vez escuché que los lujos debilitan el espíritu y, pues, últimamente estamos rodeados de lujos. Nosotros mismos no le ponemos el freno a nuestro ímpetu, es decir, siempre estamos hablando, siempre estamos pensando en algo, siempre mirando nuestro destino en vez de mirar el camino y disfrutar las cosas en calma.

Paciencia

2. Capacidad de sufrir y tolerar desgracias y adversidades o cosas molestas u ofensivas, con fortaleza, sin quejarse ni rebelarse.

La paciencia es una virtud, algo que deberíamos ejercitar, una fortaleza, una herramienta para vivir mejor. Actualmente todo nos ayuda a hacer las cosas más rápido, el horno de microondas hace en segundos lo que tomaba minutos y el Internet nos trae la información al instante, así como el caminar o correr fue dando paso al automóvil para pasar a ser solo una diversión quizá la paciencia debería ser ahora un pasatiempo de esos que la gente con mucho trabajo adopta para mantener la cordura.

Anuncios