La era de Narciso

La RAE define al narcisismo como la excesiva complacencia de las propias facultades u obras, o como el padecimiento de la manía del narciso, que es quien parece estar enamorado de sí mismo. ¿Cual es nuestro grado de narcisismo? ¿Cual es la tasa de selfies por hora que nos tomamos? ¿Cuanto es el deseo de obtener likes en las redes sociales? ¿Cuanta es nuestra ansiedad de ser tomados en cuenta?

selfie.png

Se supone que nuestra genética nos obliga a buscar aceptación social, pero, ¿hasta qué punto llegar? Si la moral, el sentido común o una voz dentro de la cabeza nos dice que algo no está bien debemos impedir que la corriente nos lleve con ella. Si la tendencia es que una estrella pop se fue topless a un evento, ¿a mí que me importa? Si opino algo y lo subo en la red, ¿a quien le importa?

Por otro lado, cada uno de nosotros tiene una vida tan interesante como la quiera y pueda vivir, es decir, cada quien tiene aficiones muy bonitas (para la gente que comparta sus gustos), todos los que nos lo permitimos tenemos acceso a experiencias agradables, algunas más ostentosas que otras, pero a fin de cuentas un día de campo debe ser tan bueno para el alma como un viaje a Roma, el caso es vivir el momento. Y esos momentos deben ser recordados con gusto, pero es que en nuestro narcisismo convertimos nuestra vida en un escaparate, compartiendo con personas desconocidas momentos propios como el cumpleaños de la abuela o el viaje de nuestra vida.

Anuncios