Una sociedad voraz en un mundo de mentira

El humano se jacta de poder transformar su entorno a su conveniencia, podemos ser tan necios que teniendo el recurso económico a la mano nos permitimos hacer cualquier abominación como crear una Venecia en medio del desierto. Cuando vamos en nuestros coches gastamos nuestros recursos creando un micro-clima, en casa es igual, gastamos en climatizar nuestro hogar con el fin de estar un poco más cómodos.

¿Qué ocurre en la mente de las personas cuando de pronto les dicen que no hay agua para 1280px-upper_terraces_of_mammoth_hot_springstodos? Esta es la situación en mi ciudad, no hay agua para todos, como siempre las colonias más pobres son las primeras en sufrir, luego las de media baja y así sucesivamente. Lo que yo me pregunto es:

  • ¿La gente optará por ventiladores de techo en vez de seguir gastando agua en aparatos de aire acondicionado?
  • ¿Seguiremos tomando duchas de media hora tan solo para que se nos quite el calor?
  • ¿Seguiremos adornando nuestros jardines con plantas que no son propias de la región y que necesitan demasiada agua para sobrevivir?

Por un baño de 30 minutos usamos el agua que 300 personas necesitan para beber en un día, agua que se va al caño y se mezcla con excrementos y otros miles de contaminantes.

Los seres humanos solo vemos las cosas a muy corto plazo y nuestras energías se enfocan en resolver asuntos urgentes, aunque no todos esos asuntos sean una necesidad sino un esfuerzo por mantener un estilo de vida voraz. ¿Qué ocurrirá cuando la crisis energética sea más evidente? ¿Qué ocurrirá cuando más pozos se sequen? Es una necesidad el tener albercas en el desierto, el mantener jardines que sin gastos enormes de agua no pueden vivir, mantener un clima interior a 23° cuando afuera se está a 45°, sumando el hecho de que el tipo de construcción normalmente no es el adecuado para climas extremos. Gastamos toneladas de agua y cantidades enormes de energía tratando de vivir en una mentira, el pagar con dinero factura del agua y de la electricidad no paga el daño que se hace al resto de la gente y eventualmente a uno mismo al despilfarrar recursos valiosísimos que no nos pertenecen.

Por tener el minisplit encendido 4 horas gastamos lo equivalente a mantener un ventilador pequeño encendido durante 33 horas.

Muchos deberíamos ser conscientes de nuestro entorno y actuar de forma congruente a nuestra realidad como especie que vive confinada a un mundo con recursos limitados y climas distintos. El pretender que por pagar el recibo del agua y de la luz se nos hace acreedores a darles el uso que se nos antoje es una mentira muy peligrosa.

Un aire acondicionado de aire lavado puede gastar 33 litros por hora, así que por esa hora de comodidad gastamos la cantidad de agua que necesitan beber 15 personas en un día.

Existen muchas cosas que podemos hacer, entre ser menos quejosos y saber adaptarnos a nuestro medio ambiente, hay métodos para hacer las casas más adecuadas al entorno, también hay alternativas para refrescar el interior sin tirar agua ni gastar tanta electricidad, el tipo de ropa que uno debe usar debe ser acorde al clima y no a la moda, aprender a beber suficiente agua y muchas otras acciones que van de acuerdo a la naturaleza para pasar las temporadas cálidas.

Anuncios