El trabajo marca la diferencia, no la escuela

La semana pasada vi a muchos jóvenes haciendo su examen de admisión para la universidad; hoy vi a muchos incapaces de soportar el rechazo. Quizá desde mi punto de vista resulte muy cómodo opinar sobre esto, quizá contar con una licenciatura y un posgrado me permita tener una vida cómoda, quizá no.

tumblr_pasji22sbb1urmckio1_540

Hoy formulé una idea, una que me ha venido de ver las vidas de muchos egresados de la universidad. Solemos creer que estudiar una carrera nos garantizará el éxito, pero he visto que no es totalmente cierto. Vaya, la educación es sagrada, una gran herramienta, pero más lo es el trabajo duro. He visto estudiantes brillantes que egresan y tienen una vida muy dura y ganan poco, así como que he visto personas sin estudios formales que aprenden un buen oficio y les va muy bien porque saben trabajar duro y con un enfoque claro y administrar su dinero.

La vida me ha enseñado que estudiar para ser ingeniero no te convierte en ingeniero ni te asegura que trabajarás como ingeniero. Es el trabajo, el esfuerzo, el hábito de hacer lo mejor cada día lo que te convierte en alguien, más allá de un título colgado en la pared.

Para leer más al respecto:

Anuncios