[Sustantivo] Artificial

Encuentre un sustantivo que hubiera hecho grande a nuestra especie y luego agregue el adjetivo ARTIFICIAL. Artificial es tan… tan de hoy. Cuando era niño pensaba que el volver de un coma era como en las películas, en las que el paciente simplemente despertaba y actuaba como si nada. Pero siempre la realidad es la cosa más hiriente y cruel, por eso los humanos preferimos vivir en mundos de fantasía.

Sí, duele, duele horrible, es humillante tener que defecar en un pañal porque los primeros días no recuerdas cómo caminar. Es que al cuerpo se le olvida como moverse, aparte de tener que recordar y aprender tantas otras cosas. Caí en coma porque me atropelló un auto, bueno, no, un maldito imbécil que miraba su smathphone mientras conducía a exceso de velocidad, y yo, idiota, no me quité a tiempo, ¿cierto? Mi cerebro se fue a dormir para evitar morir, aun así no recuerdo casi nada de antes; luego yo  me pregunto ¿no muere uno con los recuerdos? Pues la mitad de mi murió ese día, o comenzó a morir entre ese día y los 10 años que duré en coma, junto con otros 5 de ls que no recuerdo casi nada.

Recuerdo mi infancia, recuerdo cuando me enseñaron a conducir. Benditos los que aprendimos a conducir en un escarabajo. Ahora, gracias a gente como el Simi lampiño que me atropelló la gente no conduce ya, son solo esas latas antiestéticas que la gente amable o estúpidamente llama coches en las que uno se mete y una voz te habla como si fueras de lento aprendizaje y te pregunta a donde quieres ir. ¿Qué diablos ocurrió con aquellos días en los que la gente subía al auto y simplemente conducía hace ninguna parte?

Recuerdo cuando andaba en bicicleta, cosa que los niños obesos de hoy ya hacen muy poco y me detenía a beber del agua de riego en el parque. Ahora el agua viene en unos envases plásticos muy monos. ahora dicen que el agua te enferma si te atreves a beberla de la llave. Pues, yo no solo la bebía de la llave, sino de la manguera que los jardineros dejaban torada en el parque para regar los árboles. Cuando salí del coma nos dimos cuenta que había olvidado unas cuantas palabras, así que tengo que leer mucho y ahora siempre leo las etiquetas de los alimentos. Sabor artificial, color artificial, edulcorante artificial… ¡Mierda! Hasta la comida es artificial.

Hoy mi vida es muy dura, tenía una novia cuando tuve el accidente y obviamente ella no me esperó, esta estudiando una carrera cuando pasó, pero la universidad no me esperaría 10 años, aparte que olvidé muchas cosas. Mis padres, tan amorosos, según ellos, hubieran creído que mi vida sería como la de un adulto cualquiera y dos años después podría irme de casa, pero no, ¿cierto? Soy lo equivalente a un bachiller, solo que con canas. Ahora tengo que aguantar la vergüenza de ser el más viejo de la clase, a veces más que el maldito profesor. Pero nada de esto me molesta tanto como ver lo que pasó con la gente.

Un día vivo en un muno en el que para encontrar a tus amigos en el cine parecía que hacías uso de la telepatía, los encontrabas sin saber como, de alguna manera todos nos encontrábamos en el mismo punto, ahora veo que la gente no suelta el aparato, así como el idiota que me atropelló, pueden tener a una persona a 15 metros de distancia y aún así enviar un texto preguntando donde está. Antes estudiábamos para aprender, y guardábamos el conocimiento para nosotros, la información era algo valioso. Pero ahora solo hablan con algún chatbot cuando les surge alguna duda, y no retienen la información, solo la replican. Ahora las personas son como espejos o drones que se limitan a replicar la información que ven a su alrededor, no la analizan ni la almacenan.

Eso que hablo tanto ahora, eso de la inteligencia artificial, ahora las personas confían tanto en esa basura, dejan las decisiones importantes a una máquina mientras ellos solo transmiten un facsímil de lo que vieron en el monitor. Veo que las personas tienen conversaciones muy estúpidas y que incluso la mismísima creatividad se la han dejado a las máquinas. Una inteligencia artificial te lleva a casa, una inteligencia artificial calcula si tienes un tumor en el cerebro, ahora hay sexo en línea con una máquinas obscenas que, bueno, ya lo saben. Veo que ahora hasta las prostitutas han cedido terreno mercantil al lo artificial, ahora hay robots que compras por unos cuantos reales y te las llevas a la cama las veces que quieras. Dudo si alguna vez he probado el sabor de la vainilla, todo dice que es saborizante artificial, sustituto de otra cosa, algún polímero mezclado con soya para que parezca carne. Tenemos diamantes artificiales, música por sintetizador, sexo virtual, inteligencia artificial, ¿amor artificial?

Cuando me recuperaba del coma maldecía con todo mi corazón al maldito bastardo que me atropelló. Pero hoy veo que era como una rana en una cacerola y él me sacó, ahora estoy viendo como todas las ranas se cuecen hasta los huesos. Veo cómo sueltan risillas estúpidas con eso a lo que llaman memes, esos memes que han sustituido las charlas amenas por un silencio interrumpido por risillas estúpidas. Hoy puedo ver con claridad esas las miradas huecas, propias de mentes romas, de almas huecas, de  esas personas que deambulan en sus latas “inteligentes” a las que llaman autos, mientras ven con miradas obtusas sus actualizaciones en facefool o whatsass. En realidad, me hizo poder ver las cosas desde una perspectiva distinta, cuando termine de hacer mi trabajo manual, de los pocos que las máquinas no pueden hacer (aun), porque no pude acabar mis estudios, leeré un poco, ansío terminar de leer al Quijote, luego leeré Un Mundo Feliz, aunque creo que ya lo estoy viviendo.

Anuncios